Simplificar y Disfrutar lo Simple de la Vida

bici 6

Ayer mientras lavaba el piso mi hijo de cuatro años me dijo; ¿Podemos ir al parque? Y aunque sabía que eso implicaría dejar de lado mis tareas del momento le dije, ¡Vamos! Fué una de las mejores decisiones del día, caminamos hasta el parquecito de nuestro vecindario y pasamos un lindo tiempo juntos (bebé de 10 meses incluído).
Mi meta de este año es disfrutar lo simple de la vida, a veces nos olvidamos que en los momentos más simples es donde está la verdadera felicidad.

A veces me parece que lo único que hago es cuidar niños, bañar niños, alimentar niños, llevarlos a la escuela, recogerlos de la escuela, ayudarlos con sus tareas domiciliarias, pedirles mil veces que recojan sus juguetes, lavar ropa de niños, limpiar cuartos de niños, y volverlos a limpiar otra vez, etc. ¿Pero saben qué? Es lo que elegí, y me encanta poder ser la primera persona que ven cuando despiertan y ser a quien llenan de besos antes de acostarse, ser quien recibe sus abrazos cuando regresan de la escuela, y quién escucha sus “Te quiero mami” cada día, y todo eso realmente llena mi corazón y hace que me olvide de esas pilas de ropa que me esperan para ser lavadas y guardadas, y esos juguetes tirados que me desesperan.

Por eso mi meta de este año es simplificar y disfrutar lo simple de la vida, si tengo ropa para lavar y cuartos que ordenar, significa que tengo hijos sanos que corren, saltan y ensucian, y eso es más que suficiente para mi. Además, la ropa puede esperar, siempre la puedo lavar más tarde, los juguetes esparcidos por toda la casa aunque los organice no estarán mucho tiempo en sus lugares etc etc, todas las que son mamás ya conocen esta historia. . .

En conclusión: ¡El piso, la ropa y el resto de la casa pueden esperar! Nuestros chiquitos no.

(Aclaración: eso no significa que vivo en una casa sucia, mi casa se puede decir es un caos semi-organizado jaja)

5 comments on “Simplificar y Disfrutar lo Simple de la Vida
  1. Claro que si, Paty! Tienes toda la razón. Andamos corriendo todo el tiempo, pegados al internet y el teléfono que se nos olvida disfrutar de las cosas pequeñas de la vida. Siento que hace años que no me siento a ver el cielo o pasear tranquila por la tarde. Tu post me inspiro a darle más tiempo a los detalles y la familia. Un abrazo 🙂

  2. Las casan con todo lo que tienen adentro quedan, pero las personas no. Especialmente cuando llega el dia que un hijo o una hija empaca todas sus cositas y se te va a buscar su destino, a veces lejos y hay que dejarlos ir. Es entonces cuando te das cuenta que lo mejor que les poder dar a tus hijos es tu tiempo, porque son chicos una vez, nada mas! Muy bien lo que haces!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *