Festejando Cumpleaños sin Estrés

abbey's b-day 1

Ya falta poco para el cumpleaños ¿y ahora qué hacemos? es la pregunta que me hago año tras año al acercarse el cumpleaños de cada uno de mis hijos, sin embargo con el correr de los años he aprendido que la mejor manera de celebrarlos es “simple y sin estrés”.

Con mi primer hijo me gustaba un poco más tirar la casa por la ventana, pero a medida que se fueron sumando hermanos la tarea se iba haciendo más pesada. Hace unos dos o tres años decidí hacer cumpleaños más pequeños donde pudiera disfrutar mejor el “cumpleañeros” y todos como familia pudieramos disfrutar también el momento y la companía ya sin tanto trabajo de servir miles de personas y al final terminar rendidos sin siquiera acordarnos quien estaba en la fiesta, ni que estábamos celebrando (¿Acaso no les ha pasado?). Por eso aqui les comparto algunas ideas a la hora de festejar cumpleaños sin estrés. A mi personalmente me gusta anotar todo, de lo contrario me olvido de todo, últimamente apenas puedo recordar los últimos 5 minutos de mi vida jaja.

  • Planear  día, lugar y hora de la fiesta.
  • Decidir el tema de la fiesta (Frozen, Cenicienta, etc).
  • Hacer lista de invitados y enviarlas (también pueden ser invitados por telélefono), email, mensaje de texto etc.
  • Hacer lista de comida que vamos a hacer incluyendo torta/pastel, bebidas etc.
  • Hacer lista de adornos que vamos a necesitar (incluyendo piñata, bolsitas de sorpresas, globos, etc).
  • Salir de comprar sin olvidar sus listas jeje.
  • Si hacen la torta/pastel ustedes mismas les recomiendo comenzarlo unos 2 a 3 días antes dependiendo de sus habilidades y diseño del mismo.

Hace una semana celebramos el cumpleaños de mi nena, y el tema de la fiesta fué “Frozen” como no podía ser de otra manera, tengo que confesarles que diseñé la torta en mi mente el día anterior y mis hijos me ayudaron a hacer el muñeco de nieve de fondant, lo cual fué aún  más divertido ya que todos aportaron ideas y “manos”.  A la fiestita sólo invitamos 9 niñas de su edad y la pasaron genial haciendo “corazones congelados”, poniéndole la nariz a Olaf,  pintándose las uñas, etc. Este año no hice piñata, pero si bolsas de sorpresas. La comida fué simple (ya me ha pasado varias veces hacer comida que ni prueban) y no fué necesario que pasara horas en la cocina; pizza, fruta, jugos, corazones congelados, chips, pororó (popcorn) y torta.

Lo mejor fué ver disfrutar a mi nena y decirme al final de la fiesta, “Mami, me divertí tanto en mi cumpleaños, ¡muuchas gracias!” (aunque después se aseguró de decirme que estaríamos festejando toda la semana jaja).

Recuerden no es necesario tirar la casa ni la billetera por la ventana para pasarla bien y crear recuerdos que perdurán para siempre, en lo personal todavía recuerdo algunos de mis cumpleaños y aunque no eran glamorosos siempre había una torta hecha por mi tía Martha y el famoso jugolín que no podía faltar . . .

No me opongo a las fiestas grandes, todo lo contrario me encantan, sigo festejando los primeros añitos haciendo fiestas un poco más grandes, y ya se hacerca el cumple número 10 de mi hijo mayor, y le dije que este año le tocaba una fiesta más grandecita, lo que quiero decirles es que aunque me gustan las fiestas grandes, éstas vienen con mucho estrés, mal humor, cansancio etc que no vale la pena para mi. Festejar cumpleaños sin estrés es lo mejor, ¡se los recomiendo!

 

abbey's b-day

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *