“La importancia de la Consistencia”

Prácticar la consistencia

¿Sabían que uno de los errores más grandes que cometemos algunos padres a la hora de educar a nuestros hijos es la falta de consistencia? Creo que todos los que somos padres nos hemos “quebrado la cabeza” más de una vez tratando de descifrar qué estamos haciendo mal que nada parece funcionar al tratar de enseñarle límites y hábitos a los chicos, pero el problema no es de ellos, sino nuestra propia inconsitencia.

Este semestre estoy tomando una clase de educación para padres la cual me encanta, y donde estoy aprendiendo muchas cosas interesantes y útiles. Por eso me decidí a compartir algunas ideas que me están ayudando a mi, y tal vez las pueden ayudar a ustedes también.

La mejor manera de ayudar a un niño a aprender a comportarse apropiadamente es creando hábitos, y la mejor manera de crear hábitos es siendo consistente con las reglas y límites desde el principio. Por ejemplo, si esperan que los niños recojan y guardan sus juguetes al terminar de jugar con ellos, deben de recordárselo cada vez que lo hagan, de esta manera con el tiempo se convertirá en un hábito, lo mismo con la cepillada de dientes, hora de hacer la tarea, etc, lo que sea que ustedes quieran enseñarles. Pero si no son consistentes y dejan que los juguetes queden tirados, se vayan acostar sin cepillarse los dientes y hagan la tarea cuando se les da la gana, porque ustedes mismos los padres están cansados (y vaya que me pasa) y ya no quieren gastar la poca energía que les queda, entonces no esperen que los niños cooperen como se debe porque le están enviando la señal de que realmente no era tan importante que cumplieran sus tareas asignadas.

Son muchas las causas de falta de consistencia de los padres, siendo la primera el estrés, a veces llega un punto que estamos tan cansados o preocupados con las responsabilides de todos los días (la lista puede ser muy larga), que nos distraemos y perdemos el control de ciertas situaciones y el resultado lo terminamos viendo en el comportamiento de nuestros hijos.

Entonces, si están teniendo problemas con el comportamiento de alguno de sus hijos les recomiendo observarse a ustedes mismos primero y ver si no están fallando en la inconsistencia a la hora de enseñarles. Yo tengo que confesarles que ese es mi mayor problema a la hora de educar a mis propios hijos, pero estoy trabajando en eso y poco a poco puedo ver resultados muy positivos en ellos.

No se desesperen y si no son perfectos en cuanto al asunto, algunos niños demoran más que otros en “captar el mensaje”, y a algunos padres nos lleva un poco más de tiempo aprender ésta técnica. Lo importante aqui es no tirar la toalla y mantenerse firme en sus decisiones y en lo que esperan de sus niños, les aseguro que se sorprenderán con los cambios que verán en ellos.

Esté atentos, vendrán más consejos que los pueden ayudar en la crianza de sus hijos, los espero por aqui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *